Desorientada y en Desventaja

Martes, 30 Septiembre   

Mientras Houston lucha por recuperarse de los desastres causados por el huracán Ike la comunidad hispana, sumida en la desorientación, se encuentra en desventaja.

La falta de acceso a la información sobre cómo recibir ayuda de las autoridades, un desconocimiento generalizado del sistema en casos de desastre natural, el partir de una situación económica desfavorable para prepararse adecuadamente y, en muchos casos, el no dominar el inglés contribuyen a la vulnerabilidad de la comunidad.

“Yo no sé con qué se come eso ni en dónde están sus oficinas”, dice María Morales, salvadoreña, en relación a la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

“He llamado por teléfono a FEMA y siempre está ocupado o nunca responden”, dice Morales. “Y cuando entra la llamada, me piden que espere y luego se corta la llamada”.

Sabino Antonio Cerda, mexicano y vecino del East End, cuenta que perdió todos sus muebles en la tormenta y la administración de su complejo de apartamentos le dijo que podía acudir a FEMA. “Fueron a ver apartamento por apartamento, pero nos dijeron: ‘Esperen a que llegue FEMA para que los apoyen a recuperar algo’, porque todo se mojó”.